Llámanos: 94 463 86 11 hablamos@saincal.com

Asumimos que nuestro vehículo debe pasar la ITV, ya que comprendemos que los objetivos fundamentales de la inspección son:

  1. Comprobar que tanto el estado general como los elementos de seguridad del vehículo, se encuentran en unas condiciones de mantenimiento mínimas.
  2.  Que el vehículo pueda seguir circulando sin que represente un peligro.
  3. Que el vehículo cumpla unos requisitos mínimos de respeto al medio ambiente.

Las instalaciones térmicas en edificios, deben pasar su “ITV” particular. Así lo recoge el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE),  y establece  las exigencias de eficiencia energética y seguridad que deben cumplir.

A principios de año, uno de nuestros clientes, nos llamó para contarnos que  había recibido una  notificación de industria, en la que les comunicaban la obligación de pasar la inspección térmica de su instalación. Habían convocado una reunión de vecinos para tratar el asunto, y la sorpresa fue que algunas personas se mostraron contrarias a realizar la inspección, pensando que todo aquello no era mas que un saca dineros y que no existía ningún beneficio para la instalación.

Entendimos su postura, les explicamos que la inspección no era ninguna amenaza, sino una oportunidad para analizar cómo se encontraba su instalación, ya que era de la década de los 80. Después de asesorarles y acompañarles en la inspección, les explicamos los tres grandes beneficios:

 chequeo-certificacion-energetica-copia (1)

  • Seguridad para las personas:

Es fundamental que nuestra instalación se encuentre en un estado optimo, para que su      funcionamiento sea correcto y no se produzcan ningún tipo de accidentes.

  • Cumplimiento de la ley:

Se evitan sanciones económicas importantes y mantenemos las instalaciones en buenas  condiciones.

  • Eficiencia y ahorro energético:  

Se comprueba que la instalación cumple los rendimientos exigibles.

 ¿Tienes dudas?, podemos ayudarte

 

Share This